10 PASOS A LA AUTENTICIDAD

Ser auténtico no tiene nada que ver con ser diferente, aunque hoy en día ser coherente con lo que eres, sientes y piensas posiblemente termine por tener ese resultado.

Ser auténtico tampoco tiene nada que ver con ser sincero o decir siempre lo que piensas. De hecho, la sinceridad, desde el punto de vista de decir todo lo que se nos pasa por la cabeza, debería ser revisada; por no decir que está sobrevalorada. Teniendo en cuenta que gran parte de lo que pensamos está basado en creencias propias poco objetivas, sería mejor pensarlo dos veces antes de hablar.

La autenticidad no es una cualidad con la que naces, es una forma de vida que requiere una gran responsabilidad con uno mismo. Por lo tanto, no puedes heredarla pero sí aprenderla. Aunque ya os advierto que es algo más complejo de lo que a priori pueda parecer ya que hay ciertas creencias sociales acerca de la autenticidad que nos confunden, al igual que sucede con el ego; ambos están socialmente mal entendidos y tan solo nos quedamos con una idea superflua de lo que en realidad significan.

Por supuesto la coherencia es la base de la autenticidad; coherencia entre lo que somos, sentimos, pensamos, decimos y finalmente hacemos.

¿Y dónde recae la complejidad?

Las emociones están precedidas de pensamientos, es decir; cualquier pensamiento, consciente o inconsciente, da lugar a una emoción positiva, negativa o neutra. Estas emociones están sostenidas por creencias, bien por experiencias anteriores o inculcadas por nuestro entorno. En cualquier caso son condicionantes.

Esto puede llegar a confundirnos si no somos conscientes de nuestros procesos internos y aprendemos herramientas para desbloquearlos.

La principal complejidad es el desconocimiento de quiénes somos. Para ello necesitamos conectar con nuestra esencia y romper un montón de creencias de las que ni siquiera somos conscientes.

Por lo tanto, todo lo que hacemos y decimos está directamente condicionado por lo que sentimos y pensamos y tan solo las personas con alto nivel de consciencia y autoconocimiento pueden realizar un proceso de autenticidad con coherencia.

Pero como por algún sitio hay que empezar, ahí van algunas claves para comenzar a trabajar la autenticidad. Aunque si realmente queréis llevarlo a otro nivel, os recomiendo que os tiréis en paracaídas a un auténtico proceso de autoconocimiento. Y digo paracaídas porque realmente es tan excitante como vertiginoso.

Cómo conectar con la autenticidad

  1. Suelta la necesidad de control y perfección. Ambas son sensaciones ilusorias, no existen.
  1. Libérate de los estereotipos. Están creados por la sociedad y la mayoría no tienen nada que ver contigo ni tu esencia.
  1. Sé creativo. Estamos tan condicionados que nos cuesta realmente pensar “fuera de la caja” y precisamente “fuera de la caja” es donde encontrarás grandes respuestas.
  1. Sé honesto contigo mismo. La honestidad es importantísima, pero nunca podrás ser honesto con los demás si antes no lo has sido contigo mismo y aceptas realmente tus deseos.
  1. Pon en valor tus valores, valga la redundancia, y llévalos como bandera. Haz una lista con ellos, interiorízalos y tenlos siempre presentes.
  1. Asegúrate de estar en integridad. Cuando tengas duda, pregúntate si tus actos cumplen los términos morales que te has marcado, incluida la coherencia de los mismos.
  1. Practica el diálogo interno positivo. Esto, como cualquier proceso, es ensayo-error, así que trátate con cariño. Así como de bien te hables a ti, hablarás a los demás.
  1. Relativiza las críticas externas. Cualquier cambio que hagas puede confundir o incluso disgustar a otras personas. No puedes gustar ni complacer a todo el mundo y tampoco has venido al mundo para eso.
  1. Haz una lista de las cosas que te gustan y nunca te decidiste a mostrar. Todos tenemos gustos o aficiones que nunca hemos mostrado. No te digo que las muestres todas, entiendo que algunas pueden ser vergonzosas, pero atrévete a sacar algunas a la luz, te sentirás más tú y te dará seguridad.
  1. Siéntete libre para cambiar de opinión cuando así lo consideres. No somos seres estáticos, estamos en constante cambio y reconocimiento. Acepta esto como parte del proceso.

¿MIEDO A LA EXPOSICIÓN 2.0.?

En este arduo y constante, porque nunca cesa, trabajo de la Marca Personal nos encontramos con diferentes limitaciones a nivel personal. Una de las más comunes para muchos es el miedo a la exposición cuando, de repente, un día decides que tienes que tener presencia en redes sociales, más o menos importante, para obtener visibilidad.

Muchos profesionales pasan por un conflicto interno antes y durante el proceso hasta llegar a normalizar y relativizar aquello que sucede en el mundo 2.0.

Tener una alta presencia en redes sociales no tiene nada que ver con exponer tu vida, tú decides qué parte de ti muestras y dónde están tus límites. Sin embargo, has de tener muy claro que tu personalidad debe estar presente en aquello que comunicas para que tu audiencia pueda atribuir características a tu marca; y más vale que estas sean las deseadas por ti.

Otra interesante cuestión que voy percibiendo de las personas que confían en mi para desarrollar su marca es que relacionan la exposición mediática con el exceso de ego y el autobombo, la frivolidad o con la necesidad de recibir aprobación externa para cubrir déficit de autoestima. Una vez más todo es relativo y depende del objetivo individual y general de tus publicaciones. No olvidemos que el Personal Branding es parte de tu Plan de Marketing.

Creo que por mi mente han pasado a lo largo de estos últimos años cada uno de estos pensamientos dependiendo de la fase en la que me encontrara en cada momento. Y me ha llevado cierto tiempo encontrar el tipo de publicaciones, imágenes y estilo de comunicación con el que yo me sintiera cómoda y fuera un reflejo de mi personalidad real. Porque si algo tengo muy claro a día de hoy es que debes sentir tu marca como tu segunda piel.

¿Qué es lo que nos produce tanta inseguridad?

Básicamente y con las múltiples connotaciones que esto tiene; pánico a recibir críticas y comentarios negativos públicamente.

¿Y cuáles son algunos de los miedos que subyacen?

-Miedo al ridículo.

-Miedo a no expresarse correctamente o cometer faltas ortográficas.

-Miedo a caer en la frivolidad.

-Comparación con otros y sentimiento de inferioridad.

-Creencias sociales. Por ejemplo, creer que solo la gente “importante” y ya reconocida públicamente tiene algo que decir y ofrecer.

-Miedo a no ser lo suficientemente relevante o interesante.

Cada uno de estos miedos son perfectamente entendibles y bastante comunes cuando nunca antes te habías expuesto públicamente o tan solo en círculos reducidos. Puede dar un poco de vértigo sentir que una vez en la red pierdes relativamente el control sobre tus publicaciones.

¿Cómo perder el miedo a la exposición?

Identifica las creencias que te están limitando. La gran mayoría de las limitaciones que tenemos están sostenidas por creencias ya obsoletas que no tienen cabida en una sociedad que está en constante cambio. Identificarlas es el primer paso para romper con ellas.

Acepta que no le vas a gustar a todo el mundo, fuera del mundo online tampoco le gustas a todo el mundo. Sin embargo, hay y habrá personas a las que les interese aquello que tengas que decir y aportar y otras a las que les encantes y que estén esperando cada día o cada semana tus publicaciones. A estos últimos es a quienes te diriges.

Deja espacio a la vulnerabilidad. Dejar un pequeño rincón a esas molestias que nos produce el no ser querido y aceptado por todo el mundo, o simplemente la posibilidad de equivocarnos, te ayudará a crecer como persona y profesional; te hará más fuerte emocionalmente.

Relativiza y ríete de ti mismo. Tú eres el primero que debes restar importancia y abordar con sentido del humor y humildad cualquier situación incómoda que pudiera surgir.

Asegúrate de que tu mensaje es auténtico y tu comunicación genuina. No caigas en la trampa de imitar a otros.

Trabaja el amor propio y la autoestima. ¿Cómo? Pregúntate en cada acción que lleves a cabo si te suma o te resta valor como persona. Poco a poco tu autoestima se irá reforzando.

¡Atrévete! Miedo da lo desconocido y efectivamente cuando traspasas ese límite, el miedo desaparece. Haz de lo inusual lo habitual.

LA COMPLEJA PERO NO IMPOSIBLE “Misión-Visión” EN LA MARCA PERSONAL

En el marketing empresarial se trabaja con conceptos como Objetivos, DAFO, Misión y Visión, etcétera. Ahora estos mismos conceptos se trasladan al marketing personal y está bien si queremos definir las características de la marca de una manera convencional. Pero las cualidades y atributos de una persona no son sencillos de definir y para que la marca sea auténtica habrá que bajar hasta las profundidades del “iceberg” y ver qué nos encontramos allí. Para ello el marketing requiere apoyarse en otras disciplinas más humanistas, como puede ser la psicología o el coaching.

¡Sería estupendo poder definir fácilmente quién eres y qué deseas aportar al mundo! Pero la realidad es muy distinta.

Estamos en una sociedad gobernada por un “Súper”, parecido al de Gran Hermano, yo lo llamo Ego colectivo. Éste nos dice qué podemos hacer, cómo debemos comportarnos y cuáles son las pruebas que tenemos que pasar para ser “aceptados” en esta sociedad tan estructurada. Es decir, nuestro cerebro está lleno de condicionantes y creencias que nos han grabado “a fuego” desde la más tierna infancia. Sin embargo, con el boom del Personal Branding, las preguntas que recorren los blogs para definir tu Marca personal son “quién eres”, “cuál es tu propósito”, y “cuáles son nuestras fortalezas y debilidades”…, y yo siempre pienso: buena pregunta para quién sepa contestarla.

 Con esta reflexión no quiero decir que el método no sea válido, de hecho, lo es. Pero no podemos olvidar, por muy profesionales del marketing que seamos, que el ser humano es muy complejo. Saber quién eres y cuál es tu propósito te puede llevar toda una vida. Depende de tu nivel de consciencia y de la capacidad que tengas de llevar información del inconsciente al consciente. Por supuesto, con ayuda profesional siempre es más fácil.

Aportando un poco de claridad

La Misión tiene mucho que ver con compartir, es decir; ¿qué tienes para dar a los demás? La Visión se relaciona con los deseos, los ideales. Ambos conceptos son muy profundos y requieren, valga la redundancia, una profunda reflexión. Es importante averiguar si son tuyos o inculcados por otros; los famosos “debería ser”. A veces para hallar respuestas hay que quitar unas cuantas capas de cebolla llamadas creencias, incluso paradigmas.

¿Cómo se hace esto? Filosofando sobre ti mismo. Practica el arte de cuestionarte, pero sin juicios. Poco a poco aparecerán respuestas y tu nivel de autoconocimiento crecerá. Al principio te puede resultar un poco raro, pero como todo en esta vida, es práctica. Por supuesto, con ayuda de un coach, psicólogo o terapeuta será más sencillo y rápido.

¡Y esto no es todo!

Aún llegado el punto en el que las respuestas salen a la luz y ya sabes cuál es tu Misión y Visión, ya estás listo y dispuesto a darlo todo en tu proyecto y tu marca… ¡y por fin dejar tu huella en el mundo!

Ahora llega la parte más interesante, la de ser honesto contigo mismo.

Antes de dejar tu legado y entregar tu conocimiento y know-how… Antes de dar a los demás, pregúntate si realmente te tienes, porque para darse hay que tenerse.

Puede que no todo el mundo entienda este post, o mi perspectiva, lo que pretendo que se entienda es que las Marcas Personales no son Sociedades Limitadas, son personas; con sus sueños, miedos, limitaciones, con sus luces y sus sombras; con toda la complejidad que implica ser un ser humano.

Este post es una invitación a construir Marcas llenas de honestidad, de sinceridad, de verdad, de autenticidad. Porque cada vez no hay más Marcas, hay más replicas. La autenticidad es una forma de vida y es tu mejor carta de presentación. 

 

 

 

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL AUTOCONOCIMIENTO?

Los que me seguís desde hace tiempo sabéis de la insistencia que hago en lo importante que es conocerse bien a uno mismo.

Este post lo quiero dedicar a explicar cuáles son los motivos por los que incido tanto en ello y por qué es imprescindible a la hora de trabajar tu Marca Personal.

Para cualquier objetivo que nos pongamos, en cualquier área de la vida, tenemos que analizar la situación desde la que partimos y con ello todos los pros y contras que se van a presentar durante el proceso, incluidos los relacionados con nuestra forma de ser.

“Conócete. Acéptate. Supérate.”

Algunas de las cuestiones que salen a la luz cuando inicias trabajo de autoconocimiento son sencillas de detectar, como puede ser puntos fuertes, habilidades o carencias, pero algunas son bastante más complejas de detectar, por ejemplo miedos que están limitando tus avances y las creencias que los sostienen.

¿Para qué me sirve el Autoconocimiento?

  • Detectar pautas de comportamiento.
  • Conocer mis motivaciones.
  • Detectar habilidades y talentos ocultos.
  • Sacar a luz miedos ocultos.
  • Cambiar creencias limitantes.
  • Descubrir saboteos inconscientes.
  • Conectar con deseos dormidos.
  • Trabajar comportamientos reactivos y su causa.

Estos son solo algunos ejemplos y la realidad es que uno nunca termina de conocerse, ya que cambiamos a medida que nos cambia la vida y salen a la luz actitudes y aptitudes que antes no se habían detectado.

Obviamente el autoconocimiento es importante, o importantísimo, para cualquier persona, sin embargo cuando tú eres tu marca se convierte en algo imprescindible para sobrevivir en el mercado. ¿Imaginas una empresa que no sabe lo que sucede dentro de la compañía? Tendría un gran problema, ¿verdad?

Conocerte es conocer tu marca y trabajar en los contras, potenciar los pros o convertir los contras en pros, son tus principales armas para un correcto posicionamiento. Al igual que del autoconocimiento, suelo hablar a menudo de la autenticidad. Pero la autenticidad no será posible si el conocimiento que tienes sobre ti mismo es vago.

Por supuesto, para algunas cuestiones sobre tu personalidad es complicado llegar sin ayuda de un tercero. Pero esto no quiere decir que no puedes avanzar por ti mismo. En el post Del Autoconocimiento al Personal Branding os dejo algunos ejercicios para trabajar vosotros mismos.

 

¿COMPROMISO O SACRIFICIO? LA CLAVE ESTÁ EN LA CAUSA

Frases como “alcanzar el éxito cuesta sacrificio”, “nadie te regala nada”, “para lucir hay que sufrir”… o la versión 2.0 #nopainnogain, son como un extraño motivador para algunas mentes. Y es que nuestra generación, la generación X, ha sido educada por otra muy diferente, donde prácticamente lo único bien visto era trabajar y “sacrificarse”. Con razón nuestra mente vacila constantemente entre el deseo y la culpa. ¿Te suena todo esto?

Incluso sacrificarse por los hijos parece haberse convertido en algo de lo que alardear y de lo que muchísimos padres se sienten orgullosos. Es como una especie de competición; cuanto más te sacrificas por los hijos más los quieres. Y lo único que realmente aumenta no es el amor paternofilial, sino el propio ego de los padres.

Desde luego, lo que sí compro a nuestra generación predecesora, es que nadie te regala nada, es decir, todo tiene un costo. También es innegable que cualquier acción tiene consecuencias para bien o para mal. Proyectamos aquello en lo que ponemos foco y cuanto más foco ponemos en algo, mayores son las posibilidades de conseguirlo.

Pero las palabras también tienen mucho poder en nuestro cerebro y algunas, que usamos con mucha ligereza, como sacrificio, pueden tener efectos negativos en nuestro estado anímico.

Cuando te comprometes contigo mismo, te comprometes con tus deseos también. Al comprometerte con tus deseos, la intención y la atención aparecen de forma natural. El esfuerzo se convierte en dedicación y el sacrificio en elección.

A partir de ahí sucede la magia, nace el gozo y con el gozo la pasión y la alegría.

Por el contrario, cuando tu objetivo, o propósito, es elegido por tu parte más racional, por el entorno o la propia inercia, todo se convierte en una costosa tarea.

¿Cómo saber si estás tomando una elección desde la mente y no desde el corazón? Hay un indicador muy interesante; cuando es el corazón quien toma la decisión beneficia a otras personas, muchas o pocas, pero siempre es un beneficio compartido. Cuando los beneficios tan solo te benefician a ti, sin duda es una elección del ego.

Os pongo un par de ejemplos muy básicos:
La compra de un coche. Cuando compras un coche con unas características determinadas pregúntate primero ¿para qué deseo ese coche en concreto y no otro? ¿Lo necesitas para llevar a tu familia o para demostrar que tienes un estatus social?
Cuando eliges una carrera profesional es lo mismo, ¿para qué? Supongamos que decides dedicarte a la abogacía; si lo primero que te viene a la cabeza es ganar dinero, sin duda es una elección del ego; si por el contrario, tu elección tiene un propósito más allá de lo material, por ejemplo, que tu comunidad sea más justa, entonces sí es una elección hecha desde el corazón.
CONCLUSIÓN:

Nuestra manera de percibir nuestras responsabilidades y la actitud con la que nos enfrentamos a ellas puede ser realmente distinta dependiendo de la causa que nos motive a realizarla.

Para sentir alegría en el día a día puede ser que tengas que cambiar tus objetivos, pero otros muchos casos simplemente cambiando la perspectiva y obteniendo una visión menos superficial sobre ello sería suficiente.

 

 

 

 

 

UNA MEDITACIÓN PARA CADA NECESIDAD

Los beneficios a medio y largo plazo de la meditación ya no son discutidos por nadie, incluso en muchos colegio españoles ya está incorporado dentro de sus actividades. Si no lo has hecho nunca, o ni siquiera te lo habías planteado, quizá este sea un buen momento para incorporarlo dentro de tus propósitos de nuevo año.

Existen muchos tipos de meditación, pero en concreto se pueden destacar tres. Cada una de ellas tiene funciones y objetivos diferentes, por lo que trabajan diferentes áreas cerebrales. Os cuento muy por encima muy brevemente.

Principales tipos de meditación

los-pensamientos-crean-la-realidad

Atención Focalizada

Su objetivo principal es la concentración. Al realizar esta meditación se mantiene activa la corteza prefrontal, vinculada a los pensamientos positivos.

Conciencia Plena (Mindfulness)

Se centra en la observación. Disminución de actividad en áreas relacionadas con la ansiedad como es la corteza insular y la amígdala.

Compasión

Pretende desarrollar la empatía. Las regiones del cerebro que se activan cuando nos ponemos en lugar del otro, como es la intersección tempoparietal, muestran mayor actividad.

 

¿CREAN LOS PENSAMIENTOS NUESTRA REALIDAD?

los pensamientos crean la realidad

Hoy quiero tocar uno de los temas más fascinantes, desde mi punto de vista, a los que la neurociencia da sentido: los pensamientos crean nuestra realidad.

Muchos de vosotros habréis leído el libro “El secreto” de Ronda Byrne, basado en la Ley de la Atracción, que se popularizó en España hace ya algunos años. Desde mi punto de vista este libro puso más sombra que luz sobre el efecto directo que los pensamientos y las visualizaciones tienen en nuestra vida. Más allá de esto, la ciencia, en concreto las neurociencias, tienen algo que decir al respecto.

Cuando tenemos un pensamiento, este produce de manera automática e inconsciente una emoción. Las emociones generadas serán evaluadas dependiendo de la información que tengamos almacenada. Las experiencias vividas anteriores y creencias serán el baremo.

La dopamina como generadora del cambio

Cuando mantenemos una actitud positiva, el sistema de recompensa produce gran cantidad de dopamina, también llamada “hormona de la ilusión”. Este neurotransmisor es el principal encargado de provocar en nosotros esas ganas de hacer nuevos proyectos y generar ilusiones.

Sin embargo, es curioso que la mayor cantidad de dopamina no se produzca a la consecución del objetivo, sino justo antes de alcanzarlo, es decir, de recibir la tan ansiada recompensa.

Entonces, ¿qué nos genera más felicidad, alcanzar una meta o la ilusión durante el proceso? Pues parece ser que la “hormona de la ilusión” también es la “hormona de la curiosidad” y la espera de algo positivo es lo que más felices, emocionados e ilusionados nos mantiene.

Por eso es importante marcarnos ciertos objetivos, planificar proyectos y crear ideas de futuro. Sin olvidar (esto lo recuerdo siempre) que una vez planificado debemos centrarnos en el presente, que es donde realmente suceden las cosas y se alcanzan las metas. Pensar en exceso en el futuro puede ocasionarnos ansiedad.

Entonces, ¿visionar el futuro entorno a imágenes positivas es lo qué hacen los visionarios o genios? Pues parece ser que sí en gran medida. Aún así, para generar una gran idea no solo hay que visualizarla, también son importantes otros factores.

Más allá de la visualización
  • Tener un amplio conocimiento sobre el tema que trabajamos.
  • Estar en un entorno social propicio, que apruebe y apoye tu visión.
  • Tener convencimiento pleno de la propia idea o proyecto.

Existe una característica común y destacable entre este tipo de personas: la dualidad. Estas personas son tan racionales como creativos, tan realistas como imaginativos y tan inteligentes como inocentes. La unión de estas diferentes, incluso opuestas, características de su personalidad, hace que una idea no se quede en sueño o fantasía, sino que hará que se dé paso a la ACCIÓN.

Aún con todo esto, no es necesario tener ideas grandiosas para que se produzca un impacto químico positivo en nuestro cerebro, basta con pequeños gestos que nos generen felicidad. Acciones como planificar un pequeño viaje, bailar, compartir, tener un lenguaje amable con nosotros mismos, rodearnos de gente optimista, etcétera…, hacen para nuestro cerebro de psicofármacos.

Los pensamientos positivos benefician tu salud
  • Actúan en el organismo.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Aumenta la resistencia del organismo.

Tras analizar los más de 14.000 estudios recopilados en 150 países en el “WorldDatabase of Hapiness” (base de datos mundial de la felicidad), los científicos lo tienen claro:

 ¡No existe ningún otro órgano del cuerpo humano, que influya de manera tan significativa en nuestro destino como el cerebro!
Conclusión

Los pensamientos, las acciones que llevamos a cabo y los recuerdos que dichas acciones dejan en nuestro cerebro tienen un efecto directo, no solo en nuestro cuerpo, sino aquello en lo que nos enfocamos y por lo tanto en lo que conseguimos. Es un efecto “acción-reacción”.

A estas alturas podemos afirmar que nuestros pensamientos crean nuestra realidad. Con cada pensamiento, con cada nueva experiencia o con cada sueño que persigamos.

 

 

 

LLAMADO A LA FEMINIDAD DEL HOMBRE

Tanto los hombres como las mujeres poseemos características femeninas y masculinas. La feminidad, o femineidad, es el conjunto de valores otorgados en mayor medida a las mujeres, precedido por sus intereses y comportamientos. La dualidad forma parte de nuestro mundo, de la realidad que percibimos a través de los sentidos. El bien y el mal, … Seguir leyendo…

ES HORA DE QUITARSE LAS MÁSCARAS

  Somos lo que escondemos tras las máscaras. Todos tenemos máscaras, incluso las personas aparentemente más autenticas y las que afirman no tenerlas…, ¡también las tienen! Si no eres consciente de ello y mucho menos eres capaz de identificarlas, simplemente te falta autoconocimiento. La primera vez que me hablaron de las máscaras me asusté muchísimo, … Seguir leyendo…

EL MIEDO, LA BARRERA HACIA EL AMOR

Creo que todos estamos de acuerdo en que amar implica cierto riesgo a ser lastimado. El amor es apertura y expansión. Si embargo, el miedo puede llegar a impedir que aceptemos ese riesgo. No solo hablo de amor de pareja; por miedo existe el racismo, la xenofobia o conceptos similares. El miedo a lo diferente, … Seguir leyendo…

SI ES AMOR ROMANTICO, NO ES AMOR VERDADERO

Todos conocemos el amor romántico, así como el amor por la familia y los amigos. Pero existe otro tipo de amor, al cual llamaban Ágape en la antigua cultura griega. El amor ágape se mueve en una frecuencia más profunda, se mueve entre lo incondicional y lo divino incluso. Tiene más que ver con el … Seguir leyendo…

DEL AUTOCONOCIMIENTO AL PERSONAL BRANDING

La redes sociales ha generado una revolución en la vida de muchos de nosotros, principalmente a los que las usamos con fines profesionales. Trabajar conscientemente nuestro Personal Branding o Marca Personal se ha convertido en una necesidad ya que repercute directamente en nuestra reputación profesional. De cualquier manera, todos nos hemos cuestionado en alguna ocasión … Seguir leyendo…

LA VERDADERA OPERACIÓN BIKINI

Con la llegada del verano llegan las tensiones por lucir en bañador o lo que es peor, ¡en bikini!, y es natural dado el nivel de autoexigencia que hoy en día nuestra sociedad nos impone, en este y otros ámbitos de la vida. Todas las mujeres y cuando digo todas quiero decir todas, tenemos en … Seguir leyendo…

EL DINERO SÍ DA LA FELICIDAD SI SABES USARLO

Dijo Voltaire: “Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”. No estaba muy desencaminado y la ciencia lo corrobora, ya que las áreas cerebrales encargadas del pensamiento racional, quedan relegadas a un segundo plano, tan pronto entra en juego el Sr. don Dinero. Y es que cuántas veces nos habremos … Seguir leyendo…

QUÉ ES LA FELICIDAD SEGÚN LA CIENCIA

Es fácil confundir la felicidad con la satisfacción, y no es extraño, pero conviene conocer la diferencia para marcarnos objetivos que nos acerquen a una vida plena. Las fuentes especializadas indican que satisfacción es no necesitar más de lo que se tiene, o mostrar conformidad con las circunstancias, situaciones, o resultados. Por tanto, la satisfacción … Seguir leyendo…

EN BUSCA DE TUS TALENTOS

talentos

 

Es relativamente fácil reconocer tus talentos cuando te dedicas a cualquier faceta artística. Sin embargo, a la mayoría de las personas les cuesta muchísimo reconocer aquello que les encanta hacer y para lo cual tienen habilidades innatas.

 “La pasión es el motor de los logros en todos los campos.” Ken Robinson, autor de El Elemento entre otros.

La pasión, el motor de la motivación, es la gasolina que nos hace levantarnos un día gris para comernos el mundo. Sin embargo, muchas personas lo han dejado aparcado anteponiendo las responsabilidades o la costumbre, es lo que los psicólogos llaman “fijación funcional”, sin plantearse si quiera que otra manera de vivir más plena es posible.

En mi experiencia como coach de empresas, he visto muchísimas personas que no se plantean un cambio de vida a pesar de la insatisfacción. Entonces llegan las grandes excusas; “no sé lo que me apasiona”, “nada se me da bien en concreto”, “ya es tarde, soy demasiado mayor”. Un sinfín de respuestas que nos dejan en el mismo lugar que estábamos, en el de la apatía y la resignación.

Cómo identifico mis talentos

Cuando realmente existe el propósito y deseo de vivir plenamente no hay lugar para las excusas. Si no sabes qué te apasiona, busca dentro de ti, vuelve a tu infancia y echa un vistazo a ver qué encuentras. Si no sabes cuáles son tus cualidades más destacables pregunta a tus amigos y familiares, en algunas de ellas te reconocerás.

Por supuesto, nunca es tarde cuando se trata de vivir como tú realmente deseas. Piensa, si tienes 50 años aún te quedan al menos 15 de vida laboral, ¿cómo piensas vivirlos?.

Prueba, busca, pregunta, busca ayuda profesional, inténtalo, pero no te quedes en tu zona de confort.

Dicen que todas las personas creativas tienen pasión por lo que hacen y realmente es al contrario, la pasión es el impulsor de la creatividad. Todos los seres humanos, de una manera u otra, somos creativos y así lo expresamos claramente en nuestra infancia. Si hacemos aquello que nos gusta, el disfrute nos llevará a la tan anhelada creatividad.

Para los que os inicies en esta búsqueda os recomiendo el libro antes mencionado de Ken Robinson, El Elemento, en él encontraréis algunas claves que os ayudarán a descubrir vuestras pasiones y habilidades.

No importa lo que sea, sin prejuicios y sin importarnos si a los demás les gusta o no. Lo realmente importante es que nunca dejemos de perseguir aquello que nos hace felices. Nadie ha dicho que sea fácil, ni que sea un camino llano, pero podemos cambiar de opinión tanta veces como queramos y por supuesto encontrar tantas pasiones como la vida dure.

¡Merece la pena intentarlo!

¡OTRA VEZ LUNES! APRENDE A TOREARLOS

Los lunes es el día con mayor absentismo presencial en las empresas y si hablamos de absentismo emocional (estar presente físicamente pero con la cabeza en otro lugar), las cifras se disparan. Pero…¿por qué odiamos los lunes? Es cierto que existen factores biológicos, psicológicos y sociales que inciden en la negatividad que a muchos les … Seguir leyendo…

¿PADECES SINDROME DE BURNOUT?

40 de cada 100 trabajadores se ve afectado por este padecimiento y es una de las principales causas de ausentismo. Si eres uno de ellos, debes tomar medidas urgentes. “El Burnout, es un efecto psicológico del trabajo en respuesta a la insatisfacción y el estrés excesivo, es un estado de fatiga o frustración generados por … Seguir leyendo…

¿EXCESO DE AUTOCONTROL?

Conceptos como la autogestión, autocontrol, o disciplina están hoy a la orden del día. A priori son conceptos positivos que debemos aplicar y potenciar en nuestra vida de cara a conseguir objetivos y metas. Sin embargo en ocasiones, la incapacidad de llevarlos a cabo produce depresión o cierto tipo de trastornos, de hecho, el exceso … Seguir leyendo…

RESILIENCIA: LA FUERZA EMOCIONAL

En la actualidad, y en concreto en nuestra sociedad, la resiliencia es una de las cualidades más necesarias para superar los obstáculos y las trampas que la vida nos pone. Resiliencia es la capacidad que tenemos los seres humanos para afrontar y sobreponernos a las tragedias o problemas que nos causan dolor emocional, así como … Seguir leyendo…