DEL AUTOCONOCIMIENTO AL PERSONAL BRANDING

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

14689167_10211204389335732_666226949_o

La redes sociales ha generado una revolución en la vida de muchos de nosotros, principalmente a los que las usamos con fines profesionales. Trabajar conscientemente nuestro Personal Branding o Marca Personal se ha convertido en una necesidad ya que repercute directamente en nuestra reputación profesional. De cualquier manera, todos nos hemos cuestionado en alguna ocasión la imagen que perciben sobre nosotros seguidores y amigos a través las redes.

¿Te has preguntado alguna vez cuánto hay de ti realmente en las redes sociales?

De vez en cuando caigo en la tentación de preguntar a amigos y colegas si se muestran tal y como son realmente en el mundo online. La mayoría me responden afirmativamente, otros con un “bueno…, muestro solo lo que me interesa”.

¿Y fuera de la red? En la vida real, ¿qué parte de lo que muestras es tu verdadera identidad? Es decir, ¿quién eres tú realmente?

Ahora bien, ¿es posible trabajar nuestra Identidad digital si no conocemos nuestra Identidad real?

Identidad digital vs Identidad real

Al igual que nos ponemos guapos para salir a la calle y ver a otras personas, en las redes sociales mostramos nuestra mejor versión. Pero no basta con maquillarse.

¿Y por qué no basta con maquillarse?

En el mundo del marketing sabemos que las empresas trabajan su imagen externa e interna por igual y que todo tiene que estar alineado.

¿Qué sucede cuándo una empresa trabaja cuidadosamente su imagen corporativa, la atención al cliente o su publicidad, pero no cuida a sus empleados, su comunicación interna es insuficiente o mantiene malas prácticas de fabricación o producción? Lo que sucede es que tarde o temprano sale a la luz.

Cuando existen fisuras entre lo que eres y lo que muestras tarde o temprano será percibido.

Lo mismo sucede cuando TU eres el producto; artistas, empresarios, profesionales independientes o altos ejecutivos que ya son parte de la imagen de su compañía.

Da igual la importancia o relevancia de nuestras funciones, puestos o trabajos. Tampoco importa el número de seguidores que tengas en el mundo online. A todos nos preocupa lo que transmitimos a través de las redes sociales y es por ello que muchos optan finalmente por no mostrarse.

Sucede exactamente lo mismo que en nuestra vida personal. Muchas veces nos escondemos para que el resto de las personas no vean quienes somos realmente. ¿Por qué nos escondemos? Por miedo. ¿Y qué nos da miedo? Que los demás vean aquello que no nos gusta de nosotros mismos.

El autoconocimiento nos ayudará a identificar aquellas limitaciones que nos impiden mostrarnos tal y cómo somos.

Para trabajar nuestra imagen digital primero debemos saber QUIEN hay detrás de todas esas máscaras que nos hemos puesto. Lo sé, no es tarea fácil en la mayoría de los casos, pero es un interesante proceso que te servirá de mucho en tu vida profesional y personal.

Diferencia entre QUÉ SOY y QUIÉN SOY:

QUÉ SOY responde a esas características aparentemente visibles que nos caracterizan y que de alguna manera nos posiciona en diferentes grupos a nivel social.

QUIÉN SOY tiene más que ver con tu esencia, con aquello que realmente sientes y te mueve. Con aquello que queda cuando todo lo demás se desvanece.

Si lo que has leído hasta el momento te resuena y crees que te falta autoconocimiento, no desesperes. Existen algunos ejercicios que te ayudarán a saber más sobre ti mismo.

Tómate unos minutos para reflexionar sobre tu YO real. Busca un lugar silencioso y coge papel y bolígrafo.

Ejercicios para el AUTOCONOCIMIENTO:
  1. Haz tu propio DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

Recuerda que las Debilidades y Fortalezas son elementos internos; tus capacidades y cualidades y también tus limitaciones y barreras.

Las Amenazas y Oportunidades son los factores externos que hacen tambalear tus cimientos o te ayudan a potenciarlos. Son elementos externos.

  1. Haz una lista de tus PASIONES.

Haz una lista de esas actividades que te encantan y con las que sientes que el tiempo vuela. Si no sabes muy bien cómo identificarlas, échale un vistazo al post EN BUSCA DE TUS TALENTOS

  1. Define qué es para ti la FELICIDAD.

Cada persona tiene un concepto diferente de lo que significa la palabra felicidad; momento de intensa alegría, paz interior, la suma de ambos, etcétera.

Defínelo y enumera aquellas cosas que te hacen sentirte feliz de mayor a menor importancia.

  1. Define cuál es tu PROPOSITO de vida.

En términos de Marketing podríamos decir que es nuestra Misión y Visión. En términos de Desarrollo Personal es aquello que le da sentido a tu vida. Aquello que te apasiona hacer y para lo cual tienes cualidades innatas.

  1.  Realiza tu DECÁLOGO de vida.

Aquellas reglas, mandamientos o valores que mantienes como base de tu vida.

Seguro que después de realizar estos ejercicios tu nivel de autoconocimiento habrá aumentado y estarás listo para desarrollar un Personal Branding coherente y alineado con tu propia personalidad.

¡Me encantará leer tus comentarios o responder a cualquier pregunta que surja!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

3 thoughts on “DEL AUTOCONOCIMIENTO AL PERSONAL BRANDING

Deja un comentario