QUÉ ES LA FELICIDAD SEGÚN LA CIENCIA

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Ciencia y felicidadEs fácil confundir la felicidad con la satisfacción, y no es extraño, pero conviene conocer la diferencia para marcarnos objetivos que nos acerquen a una vida plena.

Las fuentes especializadas indican que satisfacción es no necesitar más de lo que se tiene, o mostrar conformidad con las circunstancias, situaciones, o resultados. Por tanto, la satisfacción es un sentimiento permanente y de largo plazo.

Por lo contrario, la felicidad es un sentimiento efímero que se produce cuando nos dan una buena noticia, una sorpresa, o alcanzamos una meta.

Sin duda ambos estados están relacionados y se nutren el uno del otro; por ejemplo, sin momentos de felicidad intensa probablemente no existiría la satisfacción a largo plazo y al revés sucede lo mismo, podemos tener momentos felices en momentos concretos y a la vez sentir una insatisfacción general o parcial.

La buena noticia es que aunque no podemos ser felices permanentemente, sí podemos en gran parte contribuir a crear y aumentar la sensación de felicidad, tanto en intensidad como en cantidad.

Es cierto que las personas cuyo hemisferio derecho es más activo que el izquierdo, reaccionan peor ante los estímulos negativos y por tanto se muestran a menudo más tristes y pesimistas; al contario que las personas cuyo hemisferio izquierdo es más activo que el derecho, que son más bien positivas, tienen más confianza en sí mismas y se toman la vida con más calma. ¿Podríamos decir entonces qué la capacidad de ser felices es innata? Parece ser que sí.

Uno de los descubrimientos más interesantes y alentadores que se han realizado sobre esta cuestión, es que las personas se muestran especialmente felices cuando bromean, son amables y realizan acciones desinteresadas por otras personas. Cuando se hace algo por alguien y no se trata de interés propio, nuestro cerebro nos recompensa, es como si estuviéramos diseñados para preocuparnos los unos por los otros y de esa manera dotar nuestra vida de sentido y felicidad.

La sensación de felicidad es ante todo una sensación subjetiva, esto significa que depende de nuestro punto de vista que nos sintamos contentos y satisfechos.

Un autor anónimo dijo: «dos encarcelados miraban a través de las rejas el horizonte; uno veía sólo suelo enlodado, el otro, el cielo estrellado».

La certeza de no poder cambiar una situación aumenta la intatisfacción, y si así fuera, lo unico que podemos hacer es cambiar nuestra actitud hacia ella.

Cuando el mecanismo del pensamiento se pone a funcionar, se ve fuertemente influenciado por las convicciones, las experiencias, las ideas y los intereses que ya tenemos. Aquel que quiera cambiar este mecanismo y modificar sus ideas habrá de engañar al cerebro. ¿Cómo? Buscando el lado positivo y aceptando motivos a su favor. Por ejemplo: Si te están haciendo esperar demasiado tiempo en un restaurante para servirte o estás en la cola del supermercado, piensa cuanta gente hay en el planeta a la que le gustaría estar tu lugar.

No debemos dejarnos instigar por las primeras sensaciones, debemos observar las cosas desde otro punto de vista, pues esto nos ayudará a ver la realidad de otro modo.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

2 thoughts on “QUÉ ES LA FELICIDAD SEGÚN LA CIENCIA

Deja un comentario