¡OTRA VEZ LUNES! APRENDE A TOREARLOS

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

superar los lunes

Los lunes es el día con mayor absentismo presencial en las empresas y si hablamos de absentismo emocional (estar presente físicamente pero con la cabeza en otro lugar), las cifras se disparan. Pero…¿por qué odiamos los lunes?

Es cierto que existen factores biológicos, psicológicos y sociales que inciden en la negatividad que a muchos les produce la llegada del lunes. Algunos incluso comienzan su sufrimiento ya los domingos por la tarde. Este “sufrimiento” se relaciona al estrés, el exceso de tareas, la falta de motivación en el trabajo, los problemas, las prisas y por desgracia un largo etcétera. La realidad es cuanto más se desconecta durante el fin de semana, más dura resulta la incorporación laboral. Muchas personas lo sufren casi como un síndrome postvacional que sucede cada semana tras otra.

Si eres de los que les cuesta lidiar con los lunes y la negatividad te asalta nada más al sonar el despertador, te voy a dejar algunos consejos para empezar bien cada mañana.

¡Tips para empezar cada lunes (y cada día)!
  1. ¡Deja atrás la negatividad! Las quejas no suman, solo restan. Y recuerda que sonreír, aunque sea sin ganas, libera endorfinas.
  1. Comunícate positivamente contigo mismo. Nada de lo que te digas a ti mismo va a caer en saco roto, todo queda almacenado en nuestro cerebro, así que dedícate palabras amables y positivas.
  1. Toma un desayuno alto en proteínas, estas ayudan a activar nuestro cerebro y a mantenernos saciados durante más horas.
  1. Dedica tiempo para ti antes de empezar cualquier tarea u obligación. Haz deporte, escucha música, lee, escribe, medita, etc. Ten un momento solo para ti.
  1. Observa con conciencia tu entorno. Mira a tu alrededor y aprecia aquello que te rodea, posiblemente encuentres detalles que nunca antes encontraste y belleza en las cosas más sencillas.

¡Ahora bien! Si lamentablemente has pasado mala noche o dormido pocas horas, olvídate de todo lo anterior y procura descansar el máximo tiempo posible. Nada de esto tiene sentido si no has descansado lo suficiente.

¡Vamos a torear el lunes!

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deja un comentario